El gobernador jujeño Gerardo Morales cruzó al expresidente Mauricio Macri por la interna de Juntos por el Cambio en la provincia de Chubut, y le pidió que “ordene un poquito a su gente, que es bastante violenta para con el radicalismo”.

La intención del gobernador de Chubut Mariano Arcioni de eliminar las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y un supuesto aval a esa iniciativa por parte del radicalismo, presidido por Morales, pusieron en alerta al Pro. En redes sociales, su líder Mauricio Macri y otros dirigentes plantearon la cuestión.

Desde su cuenta de Twitter, Macri sostuvo: “En Chubut hay sectores que quieren modificar las reglas electorales a meses de votar y derogar las PASO. Les molesta la participación ciudadana, promueven atajos. No se puede ser cómplice de este retroceso, menos quienes desde JxC decidimos defender la democracia y participación”.

 

Ante las críticas, el presidente del Comité Nacional de la UCR dijo que “urge una reunión de Mesa de Juntos por el Cambio porque la relación del radicalismo con el Pro no está bien, así que hay que dialogar esas cuestiones, hay que ordenar en el territorio algunas situaciones”.

En esta línea, Morales apuntó contra el expresidente: “Macri como jefe del Pro lo que tendría que decirle a sus dirigentes es que dejen de entorpecer la relación del radicalismo y dejen de denostarlo en Chubut. Así que sería un buen aporte que Macri, lejos de emitir tuits, se meta un poco en la vida interna de Chubut y ordene un poquito a su gente, que es bastante violenta para con el radicalismo”.

Por otro lado, el gobernador ratificó su intención de competir en las elecciones presidenciales de 2023: “Yo soy candidato a presidente, ya hice un aporte en mi provincia y mi decisión es aportar desde Juntos por el Cambio para el pueblo argentino en un desafío tan importante que tenemos para el país”.

 

Las reformas de Morales

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, anunció el lunes por la noche que va a impulsar una reforma parcial de la Constitución de su provincia para incorporar, entre otros puntos, un límite a los mandatos de los diputados y concejales locales, y la prohibición de la ley de lemas, de los cortes de ruta y del indulto en casos de corrupción.

“Hemos decidido convocar a todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria, y aún aquellas que sean importantes, pero que no tengan participación legislativa, para proponer los cambios a nuestra ley fundamental, cuya última actualización data de 1986″, explicó el mandatario durante una conferencia de prensa que brindó frente a funcionarios de su gabinete.

Entre los puntos propuestos en la reforma, el líder radical destacó la “prohibición de los cortes de rutas, la necesidad de reglamentar el derecho a la protesta, prohibir los indultos para los casos de corrupción, prohibir la ley de lemas”.

Añadió que habrá un “nuevo capítulo con nuevos derechos de última generación, como la inclusión digital, el acceso a internet, la obligación de enseñar oficios en el secundario, derechos de las mujeres”.

De acuerdo con la información que difundió su administración, el proyecto consta de varias modificaciones que se dividen en seis grandes ejes: reelección del gobernador, institucionalizar la paz social, nuevos derechos y garantías constitucionales, sistema político, Justicia y otros temas.

En el primer punto, en realidad, se detalla que no se va a cambiar la norma actual referida al mandato de los gobernadores en Jujuy, que seguirá siendo de dos periodos de cuatro años, como máximo, imposibilitando la re-reelección.

En el segundo apartado, en tanto, se plantea “prohibir el indulto a las personas que incurrieren en grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento, lo que se considerará atentado contra el sistema democrático”.

Además, se prohibirán los cortes de ruta, reglamentando “el derecho a la protesta conforme a estándares de Naciones Unidas”, y se reforzará la restricción de las usurpaciones de espacios públicos y de la propiedad privada.

Asimismo, se buscará habilitar la ejecución directa para el cobro de multas “por contravenciones que afecten la paz social” y se remarcará en el texto final que “el ejercicio de derechos no puede afectar los derechos de los demás”.

En cuanto a la Justicia, la nueva Constitución va a “consagrar el Consejo de la Magistratura para la selección y remoción de jueces inferiores” y se realizará una “evaluación periódica de desempeño para mayor celeridad y calidad” del sistema.

La norma que impulsa Morales establece la eliminación del banco oficial de la provincia, del Instituto de colonización y del IPPS (Instituto Provincial de Previsión Social), por lo que el sistema jubilatorio pasará a estar a cargo de la ANSES.

Para poder avanzar con estos cambios, el gobernador deberá convocar ahora a los ciudadanos de Jujuy a una elección, que todavía no tiene fecha definida, en la que se definirá quiénes serán los convencionales que, ad honorem, debatirán el proyecto, compuesto por una serie de temas fijados por la Legislatura, que antes deberá aprobar, con el apoyo dos tercios de sus integrantes, la necesidad de hacerlo.

Por admin