Mauricio Macri y Gustavo Arribas lograron un rotundo triunfo en los tribunales de Comodoro Py: la Cámara Federal descartó que haya existido «asociación ilícita» en la causa por presunto espionaje ilegal a políticos, sindicalistas y jueces, entre otros, y volteó la investigación de la justicia de Lomas de Zamora.

La decisión fue tomada por los camaristas Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi, dos jueces ligados al macrismo. El primero por haber visitado al ex presidente en la Quinta de Olivos y el segundo por haber sido trasladado a la Cámara sin concursar, en una maniobra que fue rechazada por el Consejo de la Magistratura. Por un fallo de la Corte, Bertuzzi sigue en el cargo hasta que se nombre a su reemplazante. En disidencia votó el juez Eduardo Farah, ligado al kirchnerismo.

Los camaristas consideraron que no existió «asociación ilícita» en el espionaje ilegal a políticos, sindicalistas, jueces y empresarios, al contrario de lo que sostuvo el juez lomense Juan Pablo Augé. La Cámara se inclinó por la hipótesis de «cuentapropismo» entre los agentes de la AFI.

Como consecuencia, revocó los procesamientos de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por el delito de «asociación ilícita», aunque a la ex subdirectora de la AFI le mantuvo el procesamiento por incumplimiento de los deberes de funcionario público por no controlar a los agentes a su cargo.

Desde un primer momento, Arribas, Majdalani y el resto de los macristas involucrados en la causa hicieron todo lo posible para sacar la causa de Lomas de Zamora y llevarla a Comodoro Py, donde preveían tener un escenario más favorable.

Eso lo consiguieron con un fallo de la Sala IV de la Cámara de Casación, liderada por Mariano Borinsky y Gustavo Hornos otros dos jueces señalados por sus visitas a Macri en la Casa Rosada y la Quinta de Olivos. Los mismos camaristas ahora deberán estudiar las apelaciones al fallo de este martes de la Cámara Federal.

Gustavo Arribas

Además de Arribas, otro ex funcionario muy cercano a Macri beneficiado con el fallo fue su ex secretario Darío Nieto, a quien le confirmaron la falta de mérito. Lo mismo para la ex funcionaria Susana Martinengo, señalada como la encargada de acercar a Nieto los informes de espionaje ilegal.

En cambio, la Cámara mantuvo los procesamientos de los integrantes del llamado grupo «SuperMarioBross», liderados por el ex jefe de Operaciones Especiales de la AFI, Alan Ruiz, que respondía a Majdalani. Según los camaristas, este grupo se movía por «intereses personales»

Entre estos presuntos «cuentapropistas» también aparecen Diego Dalmau Pereyra, Jorge Horacio Sáez, Facundo Melo, Leandro César Araque, Emiliano Federico Matta, Juan Carlos Silveira y Cristian Lionel Suriano y María Andrea Fermani, que siguen procesados.

«Si bien existen hechos objeto de esta pesquisa que podrían ser considerados ilegales, la prueba reunida no es suficiente para evidenciar la existencia de un plan masivo de inteligencia ilegal. Ello nos permitió descartar, de momento, la existencia de una asociación ilícita», dice el fallo mayoritario.

Por otro lado, la Cámara también dictó la falta de mérito al ex titular del Servicio Penitenciario Federal Emiliano Blanco, acusado por el presunto espionaje a ex funcionarios kirchneristas detenidos.

Por admin